Las sucursales deben registrar los contratos de importación de tecnología

Escrito por Equipo de Redactores Legis el 28-mayo-2024

El Consejo de Estado, Sección Cuarta, en la Sentencia de abril 11 de 2024, Radicado 25000-23-37-000-2016-00896-01, Exp. 26634, declaró improcedente como costo un pago realizado por la Sucursal a su casa matriz por concepto de gastos derivados de contratos de importación de tecnología para el año gravable 2010.

La Sucursal en Colombia contrató servicios técnicos a su favor con su casa matriz en el exterior pero no registró un contrato que acreditase la importación de tecnología a Colombia, como lo ordena el artículo 67 del Decreto 187 de 1975, y esto era fundamental que, para efectos tributarios.

La sucursal alegó a su favor que carecía de personería jurídica bajo las normas comerciales y societarias, en su condición de sucursal de sociedad extranjera, y que, a su vez, estaba sometida al régimen de precios de transferencia por lo que no estaría obligada a cumplir con la obligación de registrar ese contrato.

La sección cuarta del Consejo de Estado analiza en sus consideraciones entre otras normas, los artículos 263 del código de comercio y 20 del estatuto tributario:

El artículo 263 del Código de Comercio, define la sucursal como:

Sucursales. Son sucursales los establecimientos de comercio abiertos por una sociedad, dentro o fuera de su domicilio, para el desarrollo de los negocios sociales o de parte de ellos, administrados por mandatarios con facultades para representar a la sociedad.

Cuando en los estatutos no se determinen las facultades de los administradores de las sucursales, deberá otorgárseles un poder por escritura pública o documento legalmente reconocido, que se inscribirá en el registro mercantil. A falta de dicho poder, se presumirá que tendrán las mismas atribuciones de los administradores de la principal”.

El artículo 20 del estatuto tributario vigente para el año gravable 2010 establece:

“Salvo las excepciones especificadas en los pactos internacionales y en el derecho interno, son contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios, las sociedades y entidades extranjeras de cualquier naturaleza, únicamente en relación a su renta y ganancia ocasional de fuente nacional.

Para tales efectos, se aplica el régimen señalado para las sociedades anónimas nacionales, salvo cuando tengan restricciones expresas.”

El Consejo de Estado concluye del análisis normativo:

  1. Las entidades y sociedades extranjeras con independencia de si incorporan o no una sucursal en el país son consideradas contribuyentes del impuesto sobre la renta, únicamente respecto de su renta y ganancia ocasional de fuente
  2. A las sucursales le son aplicables las normas del estatuto tributario para efectos de determinar el impuesto a la renta, salvo que expresamente se indicará lo
  3. Contrario a lo previsto en el régimen mercantil y societario, el estatuto tributario contempla escenarios en los que, para efectos del impuesto a la renta, la sucursal se entiende como una entidad distinta de su oficina principal, con patrimonio determinado y capacidad jurídica para contraer derechos y

El Consejo de Estado analizó que las anteriores situaciones no alteraban la obligación de realizar el registro del contrato de importación de tecnología. Esta corporación interpreta que el hecho de que la actora carezca de personería jurídica bajo las normas comerciales y societarias, en su condición de sucursal de sociedad extranjera, y que, a su vez, estuviese sometida al régimen de precios de transferencia no cambia esta conclusión y en consecuencia al no tener el registro se rechaza el costo.

Topics: Declaración de renta