¿Puede un contador público extranjero ejercer en Colombia?

Escrito por Equipo de Redactores Legis el 22-mayo-2024

Han sido frecuentes las consultas al Consejo Técnico de la Contaduría Pública-CTCP sobre la posibilidad de que un contador público extranjero ejerza la profesión en Colombia.

La respuesta del CTCP ha sido que sí es posible desde que se cumplan con los requisitos establecidos en la Ley 43 de 1990, en particular su artículo 3º, el cual establece:

ART. 3º—De la inscripción del contador público. La inscripción como contador público se acreditará por medio de una tarjeta profesional que será expedida por la Junta Central de Contadores.

PAR. 1º—A partir de la vigencia de la presente ley, para ser inscrito como contador público es necesario ser nacional colombiano en ejercicio de los derechos civiles, o extranjeros domiciliado en Colombia con no menos de tres (3) años de anterioridad a la respectiva solicitud de inscripción y que reúna los siguientes requisitos:

 

  1. Haber obtenido el título de contador público en una universidad colombiana autorizada por el gobierno para conferir tal título, de acuerdo con las normas reglamentarias de la enseñanza universitaria de la materia, además de acreditar experiencia en actividades relacionadas con la ciencia contable en general no inferior a un (1) año y adquirida en forma simultánea con los estudios universitarios o posteriores a ellos.
  2. O haber obtenido dicho título de contador público o de una denominación equivalente, expedida por instituciones extranjeras de países con los cuales Colombia tiene celebrados convenios sobre reciprocidad de títulos y refrendado por el organismo gubernamental autorizado para tal efecto”.

El Consejo se ha referido a este tema en los conceptos 39 del 23 de febrero del 2023, 366 del 10 de agosto del 2023 y 534 del 23 de noviembre del 2023, pues en general indican que para que un extranjero ejerza la profesión de contador público en Colombia, deberá realizar la inscripción ante la JCC acreditándose con la tarjeta profesional, en los términos del parágrafo 1º del artículo 3º de la Ley 43 de 1990. Así mismo se manifiesta la importancia que el título de contador sea convalidado por el Ministerio de Educación Nacional de Colombia.

Complementando la doctrina anterior, el Concepto 77 del 23 de abril del 2024, indicó que un contador público extranjero que pretenda ejercer en Colombia deberá analizar si las funciones que desempeñará corresponden con actividades propias de la ciencia contable[1], en cuyo caso deberá inscribirse ante la JCC y acreditarse mediante la tarjeta profesional, cumpliendo los requisitos anteriormente señalados.

De tal manera que si un contador (nacional o extranjero) se dedica a otro tipo de actividades, denominadas por el CTCP como actividades conexas con la naturaleza de la profesión del contador público (por ejemplo, asesoría tributaria o asesorías gerenciales en materias contables y similares), no estaría en la obligación de obtener su tarjeta profesional.

Así mismo, vale la pena mencionar un análisis realizado la Sala Quinta de Revisión de la Corte Constitucional sobre el literal b) del parágrafo 1º del artículo 3º de la Ley 43 de 1990, sobre la forma de probar el domicilio para que el contador público extranjero pueda cumplir con el requisito de estar domiciliado al menos 3 años antes de realizar la solicitud a la Junta Central de Contadores-JCC.

En efecto, la Sentencia T-129 del 19 de abril del 2024 de la Corte Constitucional[2], realizó un análisis sobre las formas de probar el domicilio de un migrante venezolano a quien la Junta Central de Contadores le negó la solicitud de expedición de la tarjeta profesional por no contar con una visa de trabajo tipo R. Las siguientes fueron las conclusiones de la Corte.

 

  • La JCC interpretó de forma desproporcionada la prueba del domicilio, generando barreras injustificadas para que el accionante pudiera desarrollar libremente su profesión.
  • Para la Corte y el caso en particular de un migrante venezolano, los permisos de permanencia PEP y PTT pueden ser utilizados para acreditar la permanencia en Colombia para efectos de acumulación del tiempo para aplicar a la visa de trabajo tipo R.
  • Ni el Código Civil ni la Ley 43 de 1990 limitan la prueba del domicilio a un determinado tipo de visa, por lo que la JCC debió aplicar las presunciones para constatar el elemento subjetivo del domicilio, como las que se encuentran en el artículo 80 del mencionado Código.
  • Por lo anterior, si el contar con los permisos PEP y PTT no es suficiente, la JCC debió evaluar otros elementos que refuerzan el ánimo de permanencia, entre ellos, y para el caso concreto:
    • Homologación de títulos profesionales.
    • Afiliación a seguridad social.
    • Inscripción en el RUT.
    • Insistencia en el trámite de obtención de la tarjeta profesional.
  • Por todo lo anterior, la Corte Constitucional ordenó a la JCC tener en cuenta las presunciones y demás elementos para constatar el elemento subjetivo del domicilio que prevé el Código Civil.

 

Vale la pena aclarar que, la Corte no le ordenó a la JCC que aceptara la solicitud y expidiera la tarjeta profesional. La orden consistió en analizar de nuevo la solicitud presentada teniendo en cuenta todas las consideraciones realizadas en la sentencia mencionada.

No te pierdas la normativa actualizada relacionada con la profesión del contador público, de más 2.000 conceptos analizados del CTCP y la Superintendencia de Sociedades, así como la normativa relacionada con las Normas de Aseguramiento de la Información y su parte práctica con más de 500 ejemplos y ayudas prácticas. Todo esto en la publicación electrónica de Legis NAI Integral y de la Profesión Contable que se puede consultar a través de la plataforma LegisXperta. ¡Adquiérela ahora!

 

NOTA IMPORTANTE: Recuerda que los enlaces hacia LegisXperta permiten ver el contenido completo si dispone de la suscripción respectiva. De lo contrario solo se podrá acceder al 30% del contenido.


[1] Las actividades propias de la ciencia contable se encuentran en el artículo 2º de la Ley 43 de 1990 y en general son “todas aquellas que implican organización, revisión y control de contabilidades, certificaciones y dictámenes sobre estados financieros, certificaciones que se expidan con fundamentos en los libros de contabilidad, revisoría fiscal, prestación de servicios de auditoría, así como todas aquellas actividades conexas con la naturaleza de la función profesional del contador público, tales como: la asesoría tributaria, la asesoría gerencial, en aspectos contables y similares”.

[2] Con independencia de los detalles del caso, que tiene otros aspectos especialmente relacionados con la vulneración del debido proceso, se rescatan las consideraciones sobre la forma de probar el domicilio como requisito para el trámite de solicitud de la tarjeta profesional para el contador público extranjero.

Topics: Contador Público, Profesion contable