Rol de la investigación jurídica en lo profesional

Escrito por Martha Elena Penen el 10-febrero-2021

 

La investigación jurídica es la base para entender, argumentar e interpretar un caso.

 

Es frecuente oír a los abogados recién egresados que ingresan al mercado laboral, que su preparación universitaria no está en consonancia entre lo que les enseñaron y lo que deben saber hacer para ejercer la profesión, ya sea en una empresa del sector público o privado, en una firma de abogados, como jueces, o en la aventura de crear su propia oficina. Como coloquialmente se diría, ¡es difícil coger al toro por los cuernos!

Sin embargo, una de las bases fundamentales en el ejercicio del derecho, es entender el problema jurídico a resolver y saber investigar para poder interpretar y argumentar debidamente.

 

No solo investiga quien se dedica profesionalmente a la investigación jurídica como forma de ejercer la profesión, por el contrario, la investigación hace parte del día a día de los abogados. Por ejemplo, cuando requerimos dar un concepto para un cliente, presentar una demanda, no podremos hacerlo adecuadamente si no sabemos qué norma está vigente, cómo ha sido la interpretación que las cortes han hecho sobre el tema, si hay conceptos de entidades del estado que intervienen, cuáles han sido la posiciones de los doctrinantes, entre otros.

 

El estudio permanente de las fuentes del Derecho hace posible tener una visión integral, interpretar, argumentar y proponer soluciones y estrategias jurídicas.

Pero, además, esa investigación debemos hacerla en el menor tiempo posible. Como dicen, ¡el tiempo es oro!

 

De ahí la importancia de contar con información confiable, precisa y oportuna. Por la transformación digital, la posibilidad de acceder a volúmenes de información a través de Google no asegura el éxito de la investigación en el tiempo requerido. Somos más vulnerables a encontrar textos elaborados por personas de quienes no conocemos su formación profesional, información desactualizada o frente a una búsqueda, encontrar, por ejemplo, una cantidad de jurisprudencias que la sola lectura de ellas nos va a llevar mucho tiempo.

 

Tal vez lo primero que un abogado recién egresado, o con muchos años de experiencia debe buscar, es estar lo más actualizado posible sobre las noticias jurídicas. En Colombia contamos con Ámbito Jurídico, adquirir la disciplina de leer este periódico, nos garantiza tener una formación integral de lo que sucede en el mundo jurídico, conocer las opiniones de prestigiosos juristas y, como consecuencia, poder construir un pensamiento sistémico alrededor del Derecho.

Actualízate a diario con las noticias jurídicas y los análisis de nuestros expertos sobre los hechos más relevantes del mundo del Derecho. Suscríbete a Ámbito Jurídico ahora.

 

Pero eso no basta. Un abogado debe tener claras cuáles son sus fuentes primarias y secundarias de investigación. Fuentes primarias son por ejemplo el Diario Oficial, las páginas web de las cortes y bancos de datos que recopilen documentos oficiales sin agregarles valor.

Una fuente secundaria genera y entrega conocimiento pues implica un trabajo de análisis, e interpretación de una fuente primaria.

 

Beneficios de consultar fuentes secundarias en la investigación jurídica

Consultar fuentes secundarias de información ahorra tiempo, pues su contenido, elaborado con metodología por abogados expertos, permite entre otras cosas:

 

investigación jurídica

 

Encontrar las normas vigentes, previo el análisis de derogatorias expresas, declaratorias de inconstitucionalidad y de nulidad.

 

 

investigación jurídica para abogados

 

Identificar las derogatorias tácitas que afectan la vigencia, y entender el razonamiento de la interpretación hecha.

 

 

investigación jurídica para casos

Acceder a la jurisprudencia que tiene un valor jurídico, o porque facilita la interpretación de una norma, o porque crea un precedente. Para encontrar esas jurisprudencias es necesario leer la producción jurisprudencial y de allí tomar solo lo pertinente.

 

 

interpretación de la investigación jurídica

Encontrar conceptos de entidades oficiales, que tienen un valor jurídico porque permiten entender la interpretación que dichas entidades tienen de una norma. Para encontrar esos conceptos, es necesario leer la totalidad de ellos y de allí tomar solo los pertinentes.

 

 

ayudas prácticas para investigación jurídica

 

Utilizar ayudas prácticas como ejemplos, cuadros sinópticos, videos, podcasts, etc. que ayuden al entendimiento de un determinado tema.

 

 

En Colombia, en el año 2019, entre normas de orden nacional de carácter general y jurisprudencias de las altas cortes, se expidieron más de 550.000 páginas de información. Para un abogado, cuyo trabajo de tiempo completo no sea investigar, es imposible analizar toda esa información. Por eso es necesario tener fuentes secundarias de información y escogerlas bien.

 

No sirven fuentes secundarias que no sean confiables, en las que el contenido no se entregue bien estructurado y en plataformas digitales que permitan su consulta. Es importante entender, al escoger una fuente secundaria, cómo se construye la información, quién está detrás de los análisis, cómo garantizan la calidad. Aquí la medición no es por volumen, es por veracidad, confiabilidad, pertinencia, validez y oportunidad.

 

Interpretar y argumentar debidamente, pasa por estar seguros de haber hecho una investigación que le entregue seguridad al abogado, por lo que es necesario que este escoja muy bien sus fuentes secundarias de investigación jurídica.

 

A nivel mundial, las grandes empresas que crean estas fuentes secundarias de investigación jurídica, tales como Thomson Reuters, LexisNexis, Wolters Kluwer, y localmente Legis, entienden la responsabilidad del trabajo que hacen y por ello invierten de forma significativa en los profesionales expertos, en productos basados en tecnología y en la experiencia de usuario.

 

Noticias relacionadas:

Temas relacionados:

Topics: Jurídico, investigación jurídica