Qué es team builiding y cómo aplicarlo

Escrito por Equipo de Redactores Legis el 28-abril-2021

 

Conoce las características del team building y cómo aplicarlo en tu empresa.


El team building, o construcción de equipos, consiste en organizar actividades para fomentar y mejorar el trabajo en grupo, la comunicación y la cohesión entre los trabajadores. El objetivo es mejorar la relación entre ellos e incrementar su implicación y compromiso con la organización. A continuación, te presentamos las dinámicas más eficaces de esta poderosa estrategia.

Tener equipos integrados y motivados hacia un objetivo común y productivo, es una de las principales prioridades de cualquier compañía. El Team Building ayuda a las organizaciones a conseguir este objetivo a través de los siguientes beneficios:

  • Afianza la motivación de los empleados y su sentimiento de pertenencia a la empresa.
  • Refuerza la confianza mutua y el espíritu colaborativo.
  • Fomenta el autoconocimiento.
  • Mejora el ambiente de trabajo, la creatividad y la innovación de los equipos.
  • Potencia el liderazgo y la habilidad de delegar responsabilidades.
  • Incrementa la resistencia al estrés y la capacidad de adaptación al cambio.
  • Estimula la comunicación e integración entre las distintas áreas y miembros de la organización.

 

Estos eventos se organizan normalmente fuera del horario laboral y siempre están relacionados con actividades de ocio o lúdicas en espacios cerrados o al aire libre.

Los objetivos se centran en mejorar la relación interpersonal y la comunicación entre el personal de una compañía, incrementar el sentimiento de pertenencia y fomentar las habilidades de liderazgo y de trabajo conjunto en la resolución de problemas.

Los resultados obtenidos tras su aplicación, pueden motivar a que las empresas planifiquen a lo largo del año diferentes sesiones de estas dinámicas grupales. De esta forma, aspiran a mejorar la motivación y la productividad de los empleados, aumentando su capacidad para trabajar de modos más eficientes.

 

Cómo funciona el team building

Las actividades proponen un reto a los empleados, un objetivo que tienen que conseguir todos juntos. Este tipo de experiencias generan una mayor cohesión entre los trabajadores haciendo que los vínculos se estrechen y se creen relaciones informales que dejan los asuntos laborales a un lado, e incluso, permitan trabajar en el desarrollo de valores como:

  • Cohesión: los individuos se sienten parte de un grupo que debe trabajar unido para alcanzar un reto determinado.
  • Confianza: la competitividad individual se deja de lado y se generan vínculos de confianza entre los trabajadores para conseguir un objetivo común.
  • Creatividad: las sesiones tendrán un punto de innovación que motive, sorprenda y estimule a los empleados.

 

Logro de objetivos

 En primer lugar, es necesaria una planificación para escoger la actividad adecuada. Analizar la situación de la empresa y reflexionar sobre aquellos problemas que se quieren resolver o aquellas capacidades de los empleados por mejorar.

 Tras tener claro el objetivo y planear la actividad, llega el momento de su ejecución, desarrollando los diferentes puntos e intentando siempre recrear situaciones que ayuden a mejorar aspectos relacionados al ámbito laboral.

 Por último, es muy útil realizar un seguimiento, con el fin de valorar si se ha cumplido con los objetivos propuestos y obtener feedback de los empleados.

 

8 pasos para asegurar el éxito de una actividad de team building

  1. Analizar el objetivo que se persigue con la acción, algunos ejemplos son: mejorar la comunicación entre áreas, fomentar el liderazgo, aumentar la motivación de los empleados o la cohesión de equipos.
  1. Definir el presupuesto y los recursos que la empresa está dispuesta a invertir en las actividades.
  1. Analizar qué tipo de eventos de este tipo han tenido lugar en la empresa para evitar repeticiones.
  1. Innovar para sorprender, entretener y motivar a los empleados es un requisito clave si se quiere conseguir una actividad exitosa. Es posible cambiar los eventos más tradicionales por otros de tipo temático, más experienciales, dinámicos y amenos.
  1. Decidir si se quiere realizar un tipo de actividad en un espacio "indoor" o una experiencia "outdoor", que esté más relacionada con el deporte o la naturaleza.
  1. La estrategia de comunicación interna es clave antes, durante y después del evento. Es necesario crear expectativas entre los empleados, alimentarlas y cumplirlas.
  1. En caso de que la empresa no pueda asignar recursos de tiempo y personal para organizar la actividad, es recomendable externalizar su planificación y desarrollo a una agencia especializada en este tipo de programas formativos.
  1. Es recomendable diferenciar entre una empresa especializada en eventos lúdicos o de incentivos a una especializada en formación, con un equipo acreditado y formado en técnicas y herramientas de coaching de equipos.

Team building indoor

 

Team-building-INDOOR


Suele realizarse en salas o espacios normalmente externos a la empresa. Una de las ventajas, es que no depende de factores externos como el clima. Algunos empleados pueden sentirse más cómodos y seguros, al no abandonar su zona de confort.

Es recomendable el uso de espacios externos a la empresa con el objetivo de alejarse de las presiones y la rutina del ambiente laboral. Esto permitirá al equipo centrarse más en los objetivos.

Engloba además, actividades resolutivas que tienen como objetivo desarrollar el
pensamiento estratégico en equipo y realizar dinámicas de trabajo grupal, por ejemplo las famosas salas de escape.

Existen otro tipo de dinámicas indoor, que profundizan en el conocimiento entre trabajadores y estimulan la confianza mutua. Normalmente giran en torno al diálogo, y son perfectas para fortalecer las relaciones extra laborales.

Team building outdoor

Team-building-OUTDOOR


Está relacionado con actividades deportivas. Deportes como el remo, la vela, el senderismo, la escalada, u otros más comunes como el fútbol, ayudan a que los participantes formen parte de una estrategia común para lograr su objetivo. Este tipo de actividades refuerzan tres aspectos básicos necesarios para fomentar el trabajo en equipo: la motivación, la confianza y una experiencia diferente.

Las sesiones fortalecen los vínculos entre trabajadores. Estas herramientas proponen grandes resultados, sobre todo en casos de crisis interna. Actividades como la vela o la escalada, hacen que cada miembro del equipo necesite confiar en sus compañeros con el fin de alcanzar el objetivo planteado.

En otras actividades outdoor como el paintball o las carreras de karts, los empleados deben demostrar también sus habilidades individuales para conseguir el reto propuesto en común. Las actividades deportivas realizadas al aire libre y con cierta dosis de adrenalina, se encuentran entre las preferidas por las empresas, ya que crean experiencias que perduran en la memoria del personal.

Topics: Gestión de equipos de trabajo, Team Building